ICT-SAT:  Orientación de antena parabólica (II)

 

1.- Procedimiento para orientar una Antena Parabólica

Es el caso de la palabra Astra, a más de uno le vienen a la mente dispositivos del espacio y alguna que otra cosa rara, pero en realidad Astra no es más que la denominación de un satélite clave para que la antena parabólica de más de uno reciba la señal como es debido y nos permita disfrutar de la televisión por satélite.

¿Qué es el satélite ASTRA?

Espero que estés sentado mientras lees esto, porque lo primero que te vamos a contar es que el satélite Astra no existe, no es nada. Y tu dirás: pero si yo he escuchado tropecientas veces la expresión … Y, efectivamente, estás en lo cierto, prácticamente todo el mundo usa la expresión y habla de este supuesto satélite, pero en realidad, no hacen referencia a un dispositivo en sí, sino al tipo de señal que transmite.

Cuando hablamos de televisión por satélite, es sencillo imaginar que la señal se debe transmitir desde el satélite hasta un receptor (antena) del que disponga el usuario.

Existen varios tipos de señales, entre las que Hispasat y Astra son dos de las más conocidas. Y eso es precisamente lo que es Astra, un tipo de señal emitida por satélite, porque, de hecho, existen varios satélites que trabajan en la actualidad con la mencionada señal.

Astra 1B1C1E1F1G1H 2C son algunos de los satélites que trabajan con dicha señal. Así pues, en todo caso hablar de satélite Astra sería una incorrección.

Podríamos hacer el cambio al plural y hablar en referencia al conjunto de satélites que trabajan con esta señal, pero vamos, como estarás imaginando, lo que se hace es emplear la mencionada expresión y tampoco darle excesiva importancia.

¿Qué es el Azimut?

Como hemos mencionado en el punto anterior, existen diferentes satélites y diferentes tipos de señal a transmitir.

Esto nos permite discernir que, para disfrutar de la televisión por satélite, tendremos que escoger uno y configurar nuestro sistema para que la conexión y recepción de la señal se produzca de manera óptima.

El satélite más ‘popular’ (por decirlo de algún modo) es el Astra 19.2° Este, pero antes de pasar a analizarlo debemos conocer qué es Azimut.

Azimut es una característica que va a jugar un papel crucial a la hora de conseguir una buena orientación de nuestra antena. De hecho, se puede considerar como el principal indicio fiable sobre la orientación de la misma.

El otro indicio es la elevación/inclinación de la antena, pero este parámetro es configurable de forma más sencilla para los usuarios.

En cuanto al Azimut, tomando como referencia el Norte, indica en grados el ángulo de giro horizontal de la antena, en el sentido de las agujas del reloj, necesario para orientarla hacia un satélite concreto desde una población específica. Ejemplos: azimut del Norte (0°), del Este (90°), Sur (180°).

Según esto, al tomar el Sur como referencia, habrá que restar 180 grados al azimut que se obtenga. Si la diferencia de ángulos es negativa, habrá que girar la antena hacia la izquierda.

Por suerte, las nuevas tecnologías también han protagonizado su llegada a este terreno, así que para facilitar el cálculo de Azimut podremos echar mano de Internet. Una sencilla búsqueda en Google arrojará varios resultados de aplicaciones destinadas a esta tarea, pero del mismo modo también podremos echar mano de la archiconocida Google Maps para configurar nuestra antena parabólica.

El último elemento a sumar en la ecuación será el LNB. Además de colocarlo en el foco de la antena y atornillarlo adecuadamente por el cuello con la abrazadera de plástico, es importante que quede rotado con el ángulo de polarización correcto.

Orientación 19.2° Este

Si hablamos de territorio español, los satélites más comunes a los que orientar la antena son el Hispasat y el Astra 19.2°.

Por diferenciarlos a nivel de contenido, el Hispasat es el que ofrece más contenido en español, mientras que el Astra 19.2° tiene más contenidos a nivel general y en abierto, pero también es cierto que una gran mayoría son en alemán.

En ambos podremos encontrar en abierto los canales autonómicos españoles, en su emisión especial internacional. La plataforma española de pago, Movistar+, también está presente en ambos.

Para orientar nuestra parabólica hacia el satélite que queramos, necesitaremos controlar tres valores para lograrlo: Azimut, elevación y polarización del LNB. La utilización de un sistema de localización automático facilitará mucho las cosas, como un Satfinder.

Tomaremos el ejemplo práctico de Madrid, en donde los datos necesarios para la orientación al satélite Astra 19.2° serían los siguientes:

Azimut = 147

Elevación = 38

Polarización = +25

Una vez realizada la instalación de la antena, solo nos queda preparar el cableado. Con el cable coaxial ya colocado y fijado, pelamos ambos extremos y colocamos el conector F y enroscamos los conectores F en el LNB y en el receptor digital o en la tarjeta PCI.

Por último, configuramos el modelo de sintonizador con el satélite elegido y buscaremos a través de los menús la opción que nos pueda indicar la intensidad de la señal, jugando con el calibrado y tratando de conseguir con pequeños cambios en la orientación el máximo nivel.

Merece la pena dedicarle un tiempo a esta última tarea, pues su éxito repercutirá directamente en que no experimentemos microcortes en el visionado del contenido.

 

 

 

 Fuente:

 - canalITV
 - Reglamento ICT.
 - ILHI
 - Propia.

Bibliografía:
   Se recomiendan los libros sobre ICT de:
   Paraninfo, Editex y McGraw-Hill