La Compagnie Nationale du Rhône ( CNR ), filial del grupo Engie, acaba de construir la primera planta fotovoltaica bifacial vertical en el dique del río Ródano en Sablons. Esta innovadora tecnología permitirá acelerar la integración de la energía solar fotovoltaica en los territorios, evitando conflictos de uso por la valoración de terrenos lineales..

 

 

 

La Compagnie Nationale du Rhône ( CNR ), filial del grupo Engie, acaba de construir la primera planta fotovoltaica bifacial vertical en el dique del río Ródano en Sablons. Esta innovadora tecnología permitirá acelerar la integración de la energía solar fotovoltaica en los territorios, evitando conflictos de uso por la valoración de terrenos lineales.

Como parte de su programa de innovación ‘Large Linear Photovoltaic’, CNR desplegará tres plantas en los terraplenes del río Ródano, del que es concesionaria en más de 400 km lineales. Este programa tiene como objetivo demostrar la viabilidad técnica y económica de parques fotovoltaicos muy largos de hasta diez kilómetros. Los principales desafíos radican en limitar las pérdidas de energía ligadas a la gran extensión y en la integración del suelo y los usos.

La primera planta se ha desarrollado en colabporación con el municipio de Sablons y se pondrá en servicio este mes de diciembre. Desplegada a lo largo de 350 metros del canal de suministro del desarrollo CNR en Péage-de-Roussillon con una capacidad instalada de 104 kWp, este proyecto permitirá estudiar la viabilidad y rendimiento de ciertos ladrillos tecnológicos necesarios para el despliegue a mayor escala.

Este desarrollo tiene dos objetivos:

  • Tecnológico:  el dispositivo permite probar paneles bifaciales colocados verticalmente uno al lado del otro para formar una superficie lineal. Con una altura de 3 metros en 2 filas, estos paneles, más resistentes e impermeables que los de un parque convencional en tierra, también permiten producir electricidad en una franja horaria más amplia y mejor adaptada a las necesidades de los territorios. y los que viven allí.
  • Societal:  esta primera planta es accesible para los usuarios del terraplén del Ródano. El parque no estará vallado y los paneles se podrán ver  muy de cerca, lo que prefigurará la integración más masiva de la energía solar fotovoltaica sobre otro tipo de usos y soportes, como coches, barandillas, fachadas de edificios, etc. Además, permitirá probar la conciliación de usos en el campo.

La segunda planta tendrá 1,5 kilometros de largo e irá instalada en una sección de la ViaRhôna que se extiende a lo largo del Ródano. Los paneles estarán orientados Este/Oeste, en forma de cubierta. La obra se pondrá en marcha en 2023. En particular, permitirá la prueba de dispositivos innovadores de evacuación de energía, destinados a reducir las pérdidas de energía debidas al transporte en cables eléctricos.

La tercera planta, con una longitud de 10 a 20 km, debería ser lanzada en 2025 y será la primera del tamaño de un gran parque fotovoltaico lineal.

 

Fuente: Periódico de la energía